22 de enero de 2012

La Chica del Dragón Tatuado

Podemos decir y quejarnos de que a Hollywood se les están acabando las ideas y que solo se arriesgan con remakes de cintas viejas, de éxitos extranjeros o de adaptaciones literarias. Y cuando una cinta reúne los ultimos dos elementos sin ver los resultados finales creemos que debemos destrozarla y alabar las versiones originales.

En mi caso, decidí no ver la primera adaptación de la famosa novela de Stieg Larsson hasta leer la propia novela; por motivos diversos no lo pude hacer hasta hace poco, y me he quedado impresionado con el que ahora es uno de mis libros favoritos. Y con las expectativas un tanto altas finalmente vi la versión sueca, que me ha gustado, pero que considero dejó muchas cosas inconclusas. Lo siento, es imposible no comparar este fenómeno.

Si no fuera porque uno de los directores más respetados de los últimos años se encargaría de la famosa adaptación, no tendría esas expectativas altas, y la fe de esperar un gran trabajo después de aquella cinta sobre Facebook del año pasado que casi lleva a la cima del éxito al también responsable de Fight Club.

La gran promoción que mereciera cualquier película con éxito de taquilla asegurado nos daba a entender que estábamos ante un fenómeno cinematográfico de grandes proporciones, una cinta preparada para ser todo un éxito de taquilla y critica, y mas con el gran antecedente de la temporada de premios pasada.

Que el responsable del guión fuera Steven Zaillian, quien nos diera los guiones de Schindler's List y Gangs of New York nos daba aun mas esperanzas; pero bueno, veamos que tal la cinta.

Uno de los detalles mas importantes es el mayor presupuesto, al transportar toda la producción hasta Suecia. Gracias a esto, se siente ese aire que nos remonta a las letras de Larsson y esa autenticidad que no se pierde a pesar de los diálogos en inglés.

Esos pequeños detalles están muy bien, la personalidad de Salander, el ambiente desde el principio, los lugares suecos, la personalidad de cada uno hacen justicia a la adaptación, Zaillian logra rescatar muchos detalles en un (lo tengo que decir ya) excelente guión, que funciona para alguien que no leyó la novela; pero aun mas para quien sí lo hizo.

Un elenco bien elegido, estamos ante una buena actuación de Craig, quien interpreta notablemente a Mikael Blomkvist; era una duda que si un actor de accion podia con ese personaje y lo ha logrado. Pero obviamente quien se lleva la película es la relativamente novata Rooney Mara, quien en mi opinion, retrata a la perfeccion la personalidad, la rudeza y a la vez fragilidad de Lisbeth Salander. Las fuertes escenas transmiten esa crudeza, esa impotencia de no poder hacer nada, sin duda una gran actuación que merece reconocimiento.

Al igual que a nivel técnico, esa fotografía que retrata muy bien el ambiente oscuro de la cinta, el montaje que es responsabilidad de los mismos de la anterior cinta de Fincher y que decir de la banda sonora, Reznor y Ross lo vuelven a hacer después de ganar su Oscar, y en cierta medida se han superado con este gran trabajo.

En mi opinión, Hollywood ha ganado en esta batalla entre adaptaciones, la versión sueca es buena, pero ha sido superada.

9

Dirigida por David Fincher (The Social Network) y protagonizada por Daniel Craig, Rooney Mara, Christopher Plummer, Stellan Skarsgard y Robien Wright.