27 de marzo de 2014

Noé (Noah)

Un director de culto que llegó a su punto más alto hace casi cuatro años al lograr su cinta más taquillera y la cual le diera el reconocimiento de la industria con sus múltiples nominaciones a premios importantes tenía que escoger con mucho cuidado su siguiente proyecto. El cuál se trata nada más que la arriesgada adaptación de uno de los pasajes bíblicos más famosos; un trabajo nada sencillo.

Al ser un personaje conocido por todo el mundo, el potencial taquillero es evidente. El verdadero riesgo es o, complacer a los creyentes con una adaptación fiel o complacer a los cinéfilos que cuentan con Requiem for a Dream o The Wrestler como sus cintas favoritas.

La premisa de esta cinta rápidamente difiere en muchos aspectos que se cuentan en el "Génesis". La forma en la que se construye el arca, esos seres que adquieren presencia en la cinta, las edades y condiciones de los hijos. Claro, podemos tomarlas como libertades con fines de entretenimiento, si es que la historia general no sufre grandes cambios.

Lo que yo destaco de manera positiva es la profundización de los personajes. Noé es visto como un humano que comete errores, que sigue la voluntad de su creador y que se encuentra en un dilema al encabezar un proyecto del cuál no se siente capaz. Crowe da una buena interpretación de este personaje acompañado de un elenco que lo respalda en sus correspondientes escenas.

También se agradece que el toque del director no se haya reprimido por el hecho de ser una cinta comercial. Las escenas del pueblo y del diluvio muestran de una manera agresiva la maldad en el mundo que fue destruida, algunas secuencias fuertes y con la violencia necesaria para dar a entender al público.

Ya si entro en detalles negativos, puedo enfocarme al nivel técnico. Muchas de las secuencias con efectos visuales llegan a lucir falsas; los animales al ser generados por computadora pueden verse realistas, pero en movimiento hay una falla.

La historia parece no tener la misma moraleja que el pasaje en el cual se basa. El exceso de conflictos y la personalidad incorruptible de Noé llegan a dejar de funcionar, además de que a falta de un climax impredecible se recurre a hechos que no funcionan del todo.

Aronofsky se arriesga y tendrá opiniones encontradas con su adaptación, sus seguidores podrán encontrar guiños a su estilo; los creyentes podrán estar algo en contra, pero no es una adaptación anti-religiosa. En "La Biblia" al final de este pasaje vemos esperanza, pero en esta ocasión se aleja un poco de esta observación.

6

Dirigida por Darren Aronofsky (Black Swan) y protagonizada por Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ray Winstone, Emma Watson, Logan Lerman y Anthony Hopkins.