10 de noviembre de 2014

Interestelar (Interstellar)

El día que fui a ver The Dark Knight en pantalla grande hace más de seis años supe que había conocido el trabajo de un director que convertía los estrenos de sus cintas en algo más, una expectativa que solo veíamos en las temporadas de premios. Se trata de un director que ha convertido el cine comercial en algo más profundo.

Y es por eso que Interstellar se convirtió en la película más esperada por mi de este 2014, con las expectativas más altas incluso que cuando vi Inception. 

A pesar de ser un proyecto muy ambicioso, con un gran presupuesto y los actores más exitosos de los últimos años; Nolan ofrece un complejo trabajo de ciencia ficción que da un giro a su filmografía y además ofrece un retrato intimo de la familia, el amor y el futuro de la humanidad.

Si bien durante casi una hora tenemos una extensa introducción sobre la trama, el desarrollo de los personajes y la presentación de Cooper, quien aparece en todas las escenas de la película, es justo después de eso cuando la historia toma el ritmo. Aunque es injusto decir que la primera hora no tiene importancia, ya que es ahí donde vemos el planteamiento de la relación padre e hija entre Cooper y Murph, ella siendo una niña inteligente que está más relacionada con el tema científico de lo que pensamos.


Hay momentos de la película que vemos con demasiada atención por el miedo de perdernos algún detalle importante, ya que los complejos diálogos, la explicación del plan para rescatar a la humanidad y el método que utilizarán para poder viajar a nuevas galaxias nos da otra perspectiva del género.

Y es ahí cuando podemos maravillarnos de la gran experiencia visual, los efectos prácticos sin la necesidad del CGI que junto con la excelente fotografía de Hoyte van Hoytema (en su primera colaboración con Nolan) nos evocan a los clásicos de la ciencia ficción. Y esto no es una coincidencia cuando vemos varios guiños a las cintas que inspiraron esta nueva experiencia. No podemos dejar de lado los efectos en sonido y la banda sonora, que merece su propio párrafo,

¿Por qué digo lo anterior? Hans Zimmer es uno de los más importantes compositores en la historia del cine, y conocemos su peculiar estilo que ha sido distinto en sus colaboraciones con Nolan. Pero en esta ocasión ofrece un trabajo completamente diferente, una poderosa partitura que acompaña las escenas de mayor tensión con instrumentos como el órgano que se une a la peculiar apreciación de la cinta,

En cuestiones actorales, McConaughey demuestra el por qué es uno de los actores más importantes de los últimos años con una impresionante interpretación, podría decir la mejor de su carrera a pesar de que tiene un Oscar reciente. En segundo lugar tenemos a Chastain, otra gran actriz que logra una gran actuación, y logra convencernos de que es la misma niña que vemos al principio de la cinta, Foy, quien al igual nos da una conmovedora interpretación. El resto del elenco es notable, y cumplen, Hathaway, Damon, Caine e incluso los actores que doblan a los robots.

Si tenemos que buscar un pero a esta cinta es por sus libertades y falta de explicaciones de ciertos detalles, pero sin ellas la historia sigue funcionando y es cuestión de solo disfrutar la experiencia, ponernos a pensar bastante de lo que estamos viendo, y más que encontrar la lógica del asunto, seguir disfrutando una gran muestra de la obra de Nolan, un nuevo impresionante trabajo que se aleja mucho del estilo serio y oscuro para mostrarnos un mundo más realista (a pesar de lo irónico que suene esto), una conmovedora historia y en resumen, un excelente trabajo de un director como lo es Nolan.

9

Dirigida por Christopher Nolan (The Dark Knight Rises) y protagonizada por Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Michael Caine, Bill Irwin y Ellen Burstyn.