10 de febrero de 2015

Relatos Salvajes

Ya han pasado cinco años desde que una cinta argentina convenció a muchos y terminó ganándose el Oscar. Ahora una cinta que ha hecho ruido desde Cannes ha llegado hasta el fin de la temporada de premios con críticas entusiastas y una decente distribución comercial a nivel mundial. Es así como en mi ciudad ha llegado esta peculiar cinta.

Se trata de una comedia negra contada en forma de seis relatos, pero a pesar de que no hay una unión explicita, mantienen una atmosfera similar y expone la condición humana ante situaciones donde ésta se pone a prueba.

Pero esto es contado con un fuerte humor que puede sacarnos desde una carcajada hasta impresionarnos por lo extremo de la situación, un ejemplo es el primer relato que muestra la venganza de un hombre realzado de la forma más absurda pero bastante ingeniosa.

Y así vamos viendo las diferentes situaciones, aunque extremas nos van soltando varias carcajadas. Y la comedia no es lo que nos convence, sino el guión que sobresale con dialogos acidos, escenas bien ejecutadas y personajes bien armados ya que a pesar de su poca duracion, logran un tratamiento correcto y con finales en parte abiertos a la interpretación.


Podemos ver hasta toques de realidad en las historias, si bien todo se desarrolla entre la sociedad argentina no estamos exentos de reconocer la corrupción, la infidelidad, la ira, la venganza y todos esos detonantes que llevan a esas resoluciones. debo mencionar que hay actuaciones que resaltan, como la de Érica Rivas, quien protagoniza la ultima parte.

Su mención en los Oscar es más que merecida, con un gran reparto, dirección y un impresionante guión, Szifron goza de un merecido éxito internacional y ya se puede hacer de un nombre junto a los grandes que ha dado su país natal.

Nominada al Oscar:
- Mejor Película Extranjera

9

Dirigida por Damián Szifron (Tiempo de Valientes) y protagonizada por Darío Grandinetti, Rita Cortese, Julieta Zylberberg, Leonardo Sbaraglia, Ricardo Darín, Oscar Martínez y Érica Rivas.

1 comentario:

Pabela Lake dijo...

Hola Nestor! Pues debo reconocer que la cinta empieza de maravillas, con una escena realmente espectacular para el cine argentino jaja; sin embargo me ha dejado un sabor un tanto insulso. Quizá había puesto mucha expectativa con todo el revuelo mediático que tuvo y porque adoro a Szifrón pero tampoco es mala peli. Se deja ver. No sé si es justa para ganar el Oscar pero al menos como nominación bien vale mi apoyo total, ojalá gane pero como deseo hacia un director que me ha dado tantas alegrías.
La historia que diría es la más real de todas aunque parezca mentira es la de Darín, realmente es una fiel radiografía de lo que muchos argentinos padecemos y fantaseamos como solución jajajaja.