9 de junio de 2015

Mad Max: Furia en el Camino

Cada verano tenemos una sorpresa que resalta entre todas las producciones que solo ofrecen entretenimiento. En este caso se trata de una cinta que ha pesar de ser una secuela de una trilogía de hace más de treinta años, no ha dejado de maravillar a la crítica. No podía dejar la oportunidad de ver ese fenómeno. 

Puede que los mundos post-apocalípticos hayan invadido las pantallas en los últimos años, pero viviendo de una saga que fue de las iniciadoras del género se le puede dar la oportunidad.

No es necesario haber visto las anteriores (como en mi caso), rápidamente entramos a la acción, la presentación de Hardy y todo el trabajo técnico que destaca desde la primera escena con impresionantes fotografía y montaje.

Hardy logra entrar en un personaje que ya le dio fama a Mel Gibson en las versiones originales, demuestra que puede sostener este personaje; aunque sería injusto decir que es el único que sostiene la cinta, ya que tenemos sobresalientes actuaciones de Hoult, quien se aleja con éxito de todas sus irrelevantes actuaciones anteriores ofreciendo su mejor interpretación hasta el momento y Theron, quien nunca decepciona ahora interpretando a una mujer fuerte y convirtiéndose en la absoluta protagonista.

A nivel técnico tenemos impresionantes secuencias gracias a los efectos visuales que usan lo menos posible los efectos por computadora. Un montaje impresionante, la fotografía también destaca y el trabajo de maquillaje para decenas de extras. Todo esto resulta positivo gracias a un decente guión y una dirección que se puede diferenciar de todos los trabajos típicos del verano cinematográfico.

8

Dirigida por George Miller (Happy Feet Two) y protagonizada por Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Rosie Huntington-Whiteley, Riley Keough, Zoë Kravitz, Abbey Lee y Courtney Eaton.